Sentir Mariposas, por I.

Sintiendo Mariposas.

Sentir mariposas. Escucho la frase y pienso que qué suerte, que yo nunca he sentido mariposas en el estómago. Tampoco he sufrido porque me hayan dejado y tampoco he tenido lo bonito de sentirme querida y pensar que hay alguien que piensa en mí.

Cuando veo a mis amigas con ese brillo en los ojos y no hacen más que hablar de esa sensación lo único que pienso es y que a mí qué me importa. Prefiero que no me lo cuenten, no quiero saberlo porque lo único que siento es envidia y no de la sana y aunque en ese momento me sienta fatal lo disimulo muy bien, me río, les pregunto, me interesó de corazón e incluso me alegro y aunque nunca lo diré, pondré cara de póquer y luego cuando esté a solas lloraré porque no sé por qué yo no me merezco esas mariposas en mi estómago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>